Lectura del Miércoles 2 de Octubre del 2019

2 miércoles
Blanco

Memoria,
LOS SANTOS ÁNGELES CUSTODIOS
MR 806 [837] / 1ª. Lect y Sal. propios. Ev: Lecc. II p. 1127

PRIMERA LECTURA
[Voy a enviar a un ángel que vaya delante de ti]
Del libro del Éxodo 23, 20-23
Esto dice el Señor: “Yo voy a enviar a un ángel que vaya delante de ti, para que te cuide en el camino y te lleve al lugar que te he preparado. Respétalo y obedécelo. No te rebeles, porque lleva mi nombre, y no perdonará tu rebeldía. Si lo obedeces fielmente y haces lo que yo te diga, tus enemigos serán mis enemigos, y tus adversarios, mis adversarios. Mi ángel irá delante de ti”. Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL Salmo 90, 1-2.3-4.5-6.10-11
R. Mandará a sus ángeles ante ti para que te protejan en tus caminos.
Tú, que vives al amparo del Altísimo y descansas a la sombra del Todopoderoso, dile al Señor: “Tú eres mi refugio y fortaleza; tú eres mi Dios y en ti confío”. R.

“Puesto que tú me conoces y me amas, dice el Señor, yo te libraré y te pondré a salvo. Cuanto tú me invoques, yo te escucharé y en tus angustias estaré contigo”. R.

“A quien se acoge a mí, dice el Señor, yo lo defenderé y colmaré de honores; lo haré disfrutar de larga vida y haré que pueda ver mi salvación”. R.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO Sal 102, 21
R. Aleluya, aleluya.
Que bendigan al Señor todos sus ejércitos, servidores fieles que cumplen su voluntad.
R. Aleluya.

EVANGELIO
[Sus ángeles en el cielo ven continuamente el rostro de mi Padre, que está en el cielo.]
Del santo Evangelio según san Mateo 18, 1-5. 10
En cierta ocasión, los discípulos se acercaron a Jesús y le preguntaron: “¿Quién es más grande en el Reino de los cielos?”. Jesús llamó a un niño, lo puso en medio de ellos y les dijo: “Yo les aseguro a ustedes que si no cambian y no se hacen como los niños, no entrarán en el Reino de los cielos. Y el que reciba a un niño como este en mi nombre,
me recibe a mí. Cuidado con despreciar a uno de estos pequeños, pues yo les digo quesus ángeles, en el cielo, ven continuamente el rostro de mi Padre, que está en el cielo”.
Palabra del Señor.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario