Agosto 29, 2012

La Vida en el Seminario

Muchas veces las personas con quienes tenemos contacto nos hacen preguntas sobre la vida que llevamos en el Seminario. En esta sección hemos recogido algunas de las cuestiones más frecuentes y hemos buscado darles una respuesta.

¿QUÉ SE HACE EN EL SEMINARIO?

El horario de la vida del Seminario ayuda a todos los que vivimos ahí a organizarnos durante todo el día. El horario es una ayuda que se recibe para que la semilla de la vocación pueda crecer y dar fruto. El horario incluye tiempos de silencio y de oración, tiempos de compartir la fe con los hermanos y tiempos de servicio, tiempos de maduración humana, espiritual e intelectual, tiempos de inserción progresiva en la vida pastoral de la diócesis. En síntesis, hay tiempo para la oración, el estudio, la vida comunitaria, el deporte, la convivencia, el servicio pastoral; todo para prepararse a ser pastores confiables en la Iglesia de Guadalajara.

SI ENTRO AL SEMINARIO, ¿QUÉ ESPACIO PODRÁN TENER EN MI VIDA MIS FAMILIARES Y MIS AMIGOS?

La vocación es siempre vocación al amor, sea en el Matrimonio o sea en la Vida Consagrada. Por eso los ligámenes de afecto y de amistad son aún cultivados dentro del Seminario, sólo que de un modo y en un tiempo diferente a como se tenía anteriormente. En el Seminario existe la posibilidad de escribir cartas, de llamar por teléfono, de recibir visitas o cada fin de semana de vivir momentos en la familia y con los amigos. Algunos ligámenes menos profundos y auténticos quizá se alejen, pero la amistad sincera y la unión familiar se robustecen en la perspectiva indicada por Jesús: “Cualquiera que haya dejado casa o hermanos o hermanas, o padre o madre, o hijos o campos, por mi nombre recibirá cien veces más y tendrá en herencia la vida eterna” (Mt. 19,29).

¿CUÁLES SON MIS DEBERES EN EL SEMINARIO?

El primer deber es aquél de ser leal con el Señor, conmigo mismo y con aquellos que tengo cerca. Esta lealtad se demuestra respetando el tiempo, el lugar y el servicio que estoy llamado a prestar. La vida comunitaria y la administración de la casa que habitamos implican pequeños gestos, tales como servir las mesas, estar al pendiente de la Liturgia, desenvolver ciertos servicios. Existen además los deberes que tienen vínculo con el estudio ya sea de Secundaria o Preparatoria o de la Filosofía y de la Teología, asimismo con las tareas confiadas en las parroquias donde se es enviado cada fin de semana, que en el Seminario llamamos “apostolado”.

¿CÓMO SE CONECTA EN EL SEMINARIO MI VIDA ESPIRITUAL Y MI VIDA DE IGLESIA PRECEDENTE?

Cada experiencia del Señor es riqueza para la vida personal y comunitaria en el Seminario. Cada uno de nosotros trae sus propias experiencias pasadas y los talentos recibidos de Dios. A todas las experiencias precedentes se va uniendo paulatinamente el contacto con realidades que permiten experimentar la belleza del “dar la vida por los hermanos”. Después se es enviado, cada fin de semana, a una parroquia según las exigencias de la vida diocesana, del curso formativo del Seminario y los ritmos de madurez de cada individuo.

¿TENDRÉ QUE PAGAR ALGO EN EL SEMINARIO?

La vida de Seminario comporta alimentación, alojamiento y diversos gastos. A los seminaristas se les pide, según sus posibilidades económicas, una contribución para cubrir los gastos de todos. Sin embargo, se debe subrayar que, en ningún caso, el factor económico debe ser obstáculo para la formación sacerdotal de algún seminarista.

¿EXISTEN LÍMITES DE EDAD PARA INGRESAR AL SEMINARIO?

Al Seminario de Guadalajara se puede ingresar en diversas etapas de formación, desde la Secundaria, la Preparatoria o, para quienes ya cursaron estos grados, al año de Nivelación. Por ello, la edad mínima y máxima para ingresar será de 12 años para Secundaria y de 35 años para Nivelación.

26 comentarios en “La Vida en el Seminario

  • hola soy un chico con vocación para ser sacerdote.
    Quisiera entrar al seminario de GUADALAJARA, pero que tengo que hacer para poder ingresar?

    • excelente solo tienes que pedir información de los próximos pre-seminarios en la pagina web hay un apartado dedicado 100% y ahí vienen los teléfonos para que puedas pedir mas información.

    • Todos, como bautizados, estamos llamados a seguir a Dios y predicar su Palabra, pero el seminario es el lugar donde se preparan los futuros sacerdotes. Si crees que ese no es tu camino, puedes acercarte a multitud de grupos misioneros que, como laico, te pueden encaminar a una misión muy fructífera. ¡Ánimo!

  • Hola yo ya viví un preseminario pero por la distancia de donde vivo deje de ir a los crecimientos la verdad tengo un deseo ardiente en el corazón de servir a la iglesia por medio del sacerdocio y quisiera saber que requisitos necesito y si bedo volver a vivir un preseminario por favor esperó respuestas Dios los bendiga

    • Estimado Manuel,

      ¡Ya diste un gran primer paso! y no, ya no tienes que repetir el preseminario. Asumo que lo hiciste en Guadalajara.

      Pues bien, ahora lo que toca es ir en VIERNES a reportarte en persona a Promoción Vocacional, con tu ficha del preseminario y tu identificación. Pregunta por el padre Catarino Espinoza, o el diácono Felipe Delgadillo, quienes te orientarán tras entrevistarte.

      La dirección es: Calle Jarauta #510, Col. La Perla. CP 44360. Tel. 3617-2650

      ¡Ánimo, que Dios te acompaña!

    • Hola Nando,

      No necesariamente; piensa también que si van dos veces que entras, es porque esas mismas veces sí te han admitido (a menos que hayas entrado brincándote la barda).

      Pero si dices que te han sacado, tal vez se deba a que hay aspectos de tu persona que tú necesitas desarrollar personalmente, de forma que, si vuelves a intentarlo, ofrezcas al seminario un fino candidato al sacerdocio, trabajado por propia convicción, de manera que podrás aprovechar plenamente toda la formación que aquí se brinda. De cualquier forma, tus salidas deben haber ido acompañadas por una explicación.

      Mira, la vocación es algo que se va discerniendo, y no es posible decirte desde aquí, a raíz de lo que expones, si tú tienes vocación o no. Te aconsejo que busques el acompañamiento del señor Cura de tu parroquia, y que te pongas el reto de pulir aquellas cuestiones por las que crees que te hayan sacado del seminario.

      ¡Dios te acompaña, y ánimo!

  • Hola yo e sentido el llamado del nuestro señor Jesucristo que debo hacer o donde tengo que ir muchas gracias que el señor te colme de muchas bendiciones

    • Hola Sebastián,

      Dos cosas tienes que hacer: debes reportarte con el señor cura de tu parroquia, para que te vaya conociendo y pueda recomendarte. Lo otro es dirigirte a Promoción Vocacional. Ellos van a orientarte e inscribirte al preseminario que debes vivir durante una semana antes de internarte.
      Tels. 3617-2650 y 3618-5938; e-mail. diosllama@yahoo.com.mx

      ¡Ánimo hermano, ya verás que vale la pena!

    • Hola Alma,

      Suponiendo que los papás de ustedes ya están de acuerdo con esto, tu hermano ahora tiene que hacer dos cosas:
      1) Presentarse en la parroquia a la que ustedes pertenecen, para que lo conozca el señor cura y se vaya involucrando en las actividades que allí se realicen.
      2) Hacer un preseminario. El siguiente será durante semana de Pascua, y lo organiza Promoción Vocacional. Te paso los números y el correo electrónico:
      Tels. 3617-2650 y 3618-5938; e-mail. diosllama@yahoo.com.mx

      Gracias por preocuparte, y que Dios lo lleve por sus caminos.

  • Hola! Tengo una duda? Terminé mi conalep pero solo la carrera, no el bachillerato, después ingresé a la prepa abierta pero por cuestiones de trabajo y personales, me quedé a diez materias de finalizarlo. Puedo ingresar al seminario y terminar mi bachillerato ahí, o debo forsosamente terminarlo para ingresar? Esto es lo que me ha imposibilitado poder ingresar al seminario. Gracias!

    • Luis Alberto,

      Partimos de que el seminario es donde se prepara a los futuros sacerdotes. Dicho esto, uno que ha sido llamado puede, efectivamente, regularizar su situación académica, de acuerdo a los lineamientos de la SEP.

      Antes de entrar al seminario, tienes que hacer un pre-seminario: una semana de vivir como interno, de lo cual se encarga la sección de Promoción Vocacional. Las fechas aún no están programadas para este 2017, pero puedes comunicarte directamente para recibir orientación sobre el período que te tocaría a tí, dada tu situación académica: Tels. 3617-2650 y 3618-5938; e-mail. diosllama@yahoo.com.mx

      No olvides involucrarte en tu parroquia, para que el señor cura pueda acompañarte y recomendarte para los siguientes pasos, en los cuales te deseo toda la gracia de Dios.

  • Hola yo soy religioso y estuve estudiando por un año y medio la filosofia en otro seminario y me gustaria saber si con ustedes tendria la oportunidad de terminar el curso, pero como alumno externo es decir nada mas asistir a las clases. Espero su respuesta y agradezco sus atenciones.

    • Hola Marvin,

      Tu solicitud tiene que ser aprobada por tu superior, quien a su vez debe tramitarla con el prefecto de estudios de nuestro seminario. No debe ser problema, puesto que hay varios religiosos de diversas congregaciones que -efectivamente- estudian en régimen de alumnos externos.

      ¡Un saludo y éxito en tu gestión!

  • Hola
    Tengo una duda? tengo un hijo de 12 años que le interesa entrar al seminario me podrian informar los requisitos que se necesitan para poder entrar.

    Los estudios de secundaria y preparatoria tienen validez oficial ante la udg, sep?

    Gracias

    • ¡Hola!

      Efectivamente, los estudios de secundaria y preparatoria en el seminario tienen validez oficial.

      En cuanto a ingresar al seminario, su hijo tiene que vivir un preseminario. Para información, le paso el contacto de Promoción Vocacional:
      Tels. 3617-2650 y 3618-5938; e-mail. diosllama@yahoo.com.mx

      ¡Dios los bendiga!

    • Hola Fabián,

      ¿Por qué en otro país?
      Es que, lo primero que tienes que hacer, es vivir aquí en Guadalajara.

      Lo mejor es que des comienzo a tu proceso ahí donde te encuentras, que es signo de verdadera disposición, y deja que sea el dueño de la viña quien te ponga donde Él más te va necesitando.

      ¡Ánimo!

    • Hola Alejandro,

      No te preocupes tanto… Ciertamente el seminario es un lugar dedicado a formar sacerdotes -y no otra cosa- pero si aún no estás seguro, puedes de todos modos entrar, y en el camino vas viendo. Por eso es tan largo. Muchos jóvenes se dan cuenta de que no es su camino y se retiran, lo cual está bien, pero otros muchos entran inciertos y se dan cuenta aquí adentro de que esta es su vocación. Así que te animo a que tú averigües qué quiere Dios de tí, porque -sea lo que sea- eso es lo que más feliz te hará en la vida.

      ¡Ánimo!

  • Hola hola!!
    Soy de la renovación carismática católica.
    Y acá el señor me a respondido que quería mi vida en la consagración.
    Me siento muy feliz
    Un amigo me dio el formato para el preceminario
    Pero no quiero ir
    Sin embargo me quiero meter a el seminario para cursar la preparatoria
    Gracias por su respuesta hermanito!

    • Hermano Héctor… me temo que no hay un solo seminarista que no haya pasado antes por el preseminario, de modo que si de verdad te quieres internar, ya sabes lo que tienes que hacer.

      Acuérdate que el camino de seguimiento al señor es uno de renuncia y obediencia.

      ¡Dios te bendiga!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *