De todo corazón. Gracias

No queda más que agradecer su caridad

Iván Yáñez

Dice San Vicente de Paúl: no hay mayor obra que la de ayudar a formar un sacerdote El Seminario de Guadalajara agradecemos su generosidad y acto de amor hacía con esta institución. Desde su oración, hasta sus ánimos para que los jóvenes seminaristas sigan consagrando su vida al Señor. También estamos agradecidos por su solidaridad económica y más en estos tiempos en que la situación de economía no es del todo estable. Es por ello que nosotros nos correspondemos ante ustedes a seguir formándonos integralmente en todos los aspectos para así en un futuro ser buenos pastores que estemos presentes con cada uno de ustedes. Gracias a sus aportaciones es como el seminario puede seguir adelante en la formación sacerdotal, puesto que una parte del total monetario es por medio de los mismos seminaristas, otra parte es por medio de los bienhechores que ayudan constantemente al Seminario y la otra gran parte es por medio de la colecta anual que pasó este 5 de marzo. Cada uno de ustedes con su oración y con su colaboración es posible realizar la obra de formación del seminarista. Cada uno de ustedes es partícipe de la historia del seminario que a lo largo de 320 años es como ha podido seguir dando frutos a la Iglesia. Gracias hermano y hermana que haces posible mantener el ideal de jóvenes que quieren consagrar la vida por Cristo y cuenta también por nuestra parte nuestra oración y servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *