Cuando el pecado nos ciega

Iván Yáñez Cuando la codicia nos hace ciegos….   El mensaje de cuaresma del Papa Francisco tiene por temática especial ver al otro, tener nuestra mirada fija en el hermano necesitado, en el que sufre y en el excluido. Un corazón lleno de Dios e impregnado por la escucha de su Palabra, sabe que es necesario a salir del encuentro,  como a ejemplo del Buen Samaritano, del hermano sufriente. Pero en ocasiones no somos capaces de ver por nuestros hermanos a causa del pecado, a causa del egoísmo, de la vanidad, del amor al dinero y la soberbia. Este mensaje de cuaresma nos recuerda el Santo Padre que:

img_2603.jpg

Como el apóstol Pablo dice: «la codicia es la raíz de todos los males» (1 Tm 6,10). Esta es la causa principal de la corrupción y fuente de envidias, pleitos y recelos. El dinero puede llegar a dominarnos hasta convertirse en un ídolo tiránico (cf. Exh. ap. Evangelii gaudium, 55). En lugar de ser un instrumento a nuestro servicio para hacer el bien y ejercer la solidaridad con los demás, el dinero puede someternos, a nosotros y a todo el mundo, a una lógica egoísta que no deja lugar al amor e impide la paz. En un artículo pasado de Armando Fuentes Aguirre narra un cuento que quiero compartirles: San Virila iba por el camino cuando vio a un pordiosero que temblaba de frío, pues no tenía capa. En dirección contraria venía tres caminantes: un noble, un militar y un monje. Los tres vestían ropas invernizas y se cubrían con muy buenas capas. “Seguramente –pensó el frailecito– uno de ellos le dará su capa a ese pobre”. Ninguno lo hizo: los tres pasaron junto al hombre sin mirarlo. Entonces San Virila hizo un movimiento con su mano. Las plomizas nubes se abrieron y un rayo de sol cayó sobre el mendigo y le dio su luz y su calor. –¡Milagro! –gritaron al unísono el monje, el noble y el militar. –Éste es un simple truco –les dijo San Virila–. Milagro habría sido que cualquiera de ustedes le hubiese dado su capa al pordiosero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *